Extreamr Cloud Video

¿Manejamos bien las Redes Sociales?

Dentro de la estrategia de marketing online que diseñamos para nuestra empresa se encuentra la presencia en redes sociales. A todos nos interesa estar presentes y ser relevantes para nuestra audiencia pero, ¿cómo sabemos si lo estamos consiguiendo? ¿Cómo podemos medir el impacto de nuestro contenido en la audiencia?

Es difícil puesto que no existe una herramienta que nos dé toda la información que necesitamos y que, además, sea gratis.

Sin embargo, sí existen algunas métricas sencillas que nos pueden dar información muy valiosa sobre cómo medir el impacto de nuestro contenido en las redes sociales. Hoy hablaremos de una de ellas, la tasa de conversación.

Esta métrica, propuesta por Avinash Kaushik, evangelista de marketing digital para Google, está recomendada para evaluar la repercusión del contenido que genera nuestra empresa en la red, ya sean tweets, comentarios en Facebook, posts en nuestro blog o videos en youtube.

A veces nos obsesionamos con el hecho de conseguir el máximo número de followers posible cuando, como bien dice Kaushik, lo que realmente nos interesa medir en una red social es qué pasa tras publicar nuestro post, comentario o tweet.

Por ello es útil la tasa de conversación, ya que es el resultado de todos los comentarios que la audiencia realiza por cada una de nuestras publicaciones realizadas en redes sociales. Su medición es muy fácil y además es válida para cualquiera de las plataformas en las que estemos presentes.

Cuando estamos presentes en una red social, nuestro objetivo debe ser el aumento de la notoriedad de nuestra marca, por lo que, cuanto más se hable de nosotros, más notoriedad estaremos consiguiendo. En otras palabras, a mayor tasa de conversación, mayor notoriedad.

Para conseguir una tasa de conversación alta es necesario conocer profundamente a nuestra audiencia. De ese modo podremos crear contenido que sea relevante y de interés para ella ya que, de lo contrario, nuestro contenido sólo generará indiferencia.

Por ello, es necesario invertir tiempo en conocer y atender a nuestra audiencia sin tener miedo a los comentarios negativos, pues si hacemos las cosas bien, en el largo plazo se convertirán en algo aislado. Además, como se suele decir, la publicidad, aunque sea negativa, sigue siendo publicidad, algo bueno traerá consigo 😉